Aceptación de una herencia a beneficio de inventario

Te explicamos en qué consiste la herencia a beneficio de inventario y mostramos algunos consejos y trámites relacionados con este trámite.

Los herederos de un fallecido lo son en sus bienes y derechos, pero también en todas sus obligaciones. Entre ellas se incluyen las deudas económicas con terceros, aunque no se tuviera constancia de ellas. Por ello, una de las preocupaciones más frecuentes entre quienes se plantean aceptar una herencia es la posibilidad de que existan deudas que puedan hacer que no merezca la pena en absoluto. Y es que realmente puede ser así, teniendo en cuenta que el patrimonio del fallecido pasa a formar parte del patrimonio personal del heredero que acepta su herencia, lo que significa que responderá con sus propios bienes de las deudas del fallecido. Esto, sumado al carácter irrevocable de la aceptación de la herencia y la facilidad con la que el heredero puede aceptar la herencia de forma tácita, lo pueden colocar en una situación patrimonial muy peligrosa.

Pero lo que no todos saben es que nuestro Derecho Civil nos ofrece una fórmula de aceptación para blindar nuestro patrimonio personal frente a esas deudas que sin querer heredaríamos: la aceptación de una herencia a beneficio de inventario. De hecho, resulta muy curioso que la única institución que limita la responsabilidad del heredero sea tan poco utilizada en la práctica.

Qué significa una herencia beneficio de inventario

Básicamente, consiste en condicionar la aceptación de una herencia a la previa formación de un inventario con todo el activo y pasivo conocido del causante fallecido para sopesar su aceptación y adjudicación. Limitando las deudas que luego se reclamen por terceros a los bienes y derechos heredados

Herencia a beneficio de inventario
Herencia inventario

¿Cómo se hace la aceptación a beneficio de inventario?

El trámite de aceptar a beneficio de inventario tiene unas reglas específicas que el heredero debe cumplir escrupulosamente bajo perjuicio de no poder llevarla a cabo o que no surta los efectos deseado, lo que hace extremadamente peligroso no delegar en profesional cualificados. Desde la entrada en vigor de la Ley de Jurisdicción voluntaria, no sólo se puede llevar a cabo en un Juzgado, sino también en una Notaría, lo que agilizará el trámite notablemente. Ahora bien, bajo la supervisión de un abogado especialista dada su complejidad y transcendencia económica.

Los tres momentos clave

En conjunto, podemos resumir el trámite en tres momentos:

En primer lugar, respecto al momento de aceptación formal de la herencia a beneficio de inventario. Debemos partir del hecho de que el régimen aplicable en cuanto a su tiempo y forma es diferente a la aceptación pura y simple. Resulta de vital importancia que cualquier interesado sea consciente de la necesidad de cumplir con los requisitos temporales escrupulosamente para no invalidar el trámite. De hecho, la inmensa mayoría de los pleitos frente a herederos es por la extemporaneidad de haberse acogido al beneficio de inventario.

Dicho esto, el plazo genérico para hacerlo es de 30 años por ser éste el plazo de prescripción de la acción para reclamar la herencia. Pero existen excepciones, que en la práctica son muy habituales:

  • Si el heredero está en poder de alguno o todos los bienes de la herencia, el plazo para que solicite el beneficio de inventario es de 10 o 30 días, dependiendo de si reside en el lugar en donde falleció el causante, o no, respectivamente, computados en cualquier caso desde que tuvo conocimiento de que es heredero.
  • Si no, el mismo plazo desde que es requerido por la autoridad pública para ello.
  • Si no, el mismo plazo desde que hubiera aceptado o gestionado la herencia.

En segundo lugar, respecto a la formación de inventario. Debe llevarse a efecto en escritura pública otorgada ante cualquier Notario o Agente Diplomático o Consular habilitado para ello, o ante el Juez de Primera Instancia del partido judicial del último domicilio del fallecido o de donde radiquen la mayor parte de sus bienes. Lo típico y recomendable es hacerlo ante Notario. Su trabajo consistirá en el otorgamiento de una escritura a modo de acta con la formación del inventario, haciendo constar los siguientes extremos:

  1. La aceptación
  2. Los elementos personales (herederos, acreedores del causante, legatarios, acreedores del heredero y, en su caso, administrador de la herencia)
  3. Los elementos reales (bienes, deudas y cargas de la herencia),
  4. Las notificaciones a los involucrados
  5. El pago a los acreedores y legatarios
  6. La manifestación del heredero de haber liquidado las deudas y cargas de la herencia.

Sobre este contenido que decimos debe componer la escritura podrían hacerse varios artículos doctrinales para explicarlo tan bien como se debería. En líneas generales, lo más importante quizá sea advertir que el inventario debe incluir todos los bienes, derechos y obligaciones de forma fiel y exacta. Hasta el punto de que, si se omitiera alguno, se perdería el beneficio. Por otra parte, debemos recalcar igualmente que un inventario en el que resulte su pasivo superior a su activo debe conducir a la renuncia o al concurso de la masa hereditaria en el plazo de dos meses.

En tercer y último lugar, respecto al pago de acreedores y legatarios, no existe un plazo para ello. Hemos dicho que el heredero debe ser extremadamente diligente en solicitar el beneficio, iniciarlo y concluirlo según las reglas de nuestro Código Civil bajo pena de perder el beneficio, pues no es así para el pago de los acreedores, incluso en mora, cuyas deudas irán reclamando ellos mismos según sus vencimientos. Obviamente, siempre y cuando el heredero no disponga de los bienes, en cuyo caso si perdería el beneficio.

¿Cuánto dinero vale una aceptación a beneficio de inventario?

Los costes del heredero para este trámite son los gastos notariales y los honorarios del abogado que lo dirija. Importes ambos que dependerán de varios factores como sobre todo la complejidad del inventario, número de intervinientes y valor de sus respectivas cuotas hereditarias. Por ello se hace recomendable apostar por despachos de abogados especializados que puedan ofrecer presupuestos de antemano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × uno =

Abogados especialistas en coruña

La importancia de sentirse protegido

En Ignacio Martínez IM Abogados entendemos la profesión como una estrecha relación de confianza con el cliente y por eso enfatizamos en la calidez del trato cercano y la comunicación como factores diferenciadores. Somos conscientes del impacto emocional que los problemas generan en quienes confían en nosotros y por eso brindamos soluciones centradas en sus preocupaciones reales.

Scroll al inicio
LLÁMENOS