La OMS reconoce el síndrome del burnout como enfermedad profesional

El síndrome del desgaste profesional, más conocido por síndrome del trabajador quemado, o por su anglicismo burnout, es una enfermedad que consiste en una reacción excesiva y prolongada en el tiempo del estrés laboral.

Introducción

El síndrome del desgaste profesional, más conocido por síndrome del trabajador quemado, o por su anglicismo burnout, es una enfermedad que consiste en una reacción excesiva y prolongada en el tiempo del estrés laboral, manifestada principalmente por el agotamiento mental y físico, y acompañada por sentimientos de frustración o fracaso.

Esta patología era considerada una mera enfermedad común hasta el pasado 1-1-2022, fecha de entrada en vigor de la última actualización de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE) por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que la ha catalogado como una enfermedad profesional más, es decir, producida a consecuencia de las condiciones de trabajo.

Los efectos jurídicos de la inclusión del síndrome del burnout en el listado de enfermedades profesionales son varios, pero básicamente implica un mayor esfuerzo en la prevención y reducción de la enfermedad, así como mayores beneficios por parte de la Seguridad Social a quienes la padecen. 

Sintomatología y causas del síndrome del burnout.

El síndrome del burnout se puede manifestar de diferentes formas dependiendo de la persona y la situación que genera su estrés. A grandes rasgos, los principales síntomas son:

  • Agotamiento físico y mental crónico.
  • Indiferencia con los resultados del cometido e irritabilidad con el entorno.
  • Caída de la productividad y desmotivación. 

En cuanto a las causas, la enfermedad suele padecerse cuando coinciden factores de riesgo del entorno laboral como la sobrecarga de trabajo, la toma de decisiones importantes o la falta de apoyos o recursos, por ejemplo, con una escasa educación para la gestión del estrés y una tendencia natural al estrés y/o la ansiedad.

España todavía no reconoce el síndrome del burnout como enfermedad profesional.

La entrada en vigor el pasado 1-1-2022 de la última actualización de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE) por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) tiene efectos jurídicos vinculantes para todos sus países miembros, lo que en la práctica supone que deberán adecuar sus respectivas legislaciones para incluir esta nueva enfermedad en sus listados internos de enfermedades profesionales.

En el caso de España, la Administración va con retraso y todavía no lo hecho, pero el cambio se presupone inminente puesto que el plazo máximo es de dieciocho meses. Concretamente, el síndrome de burnout deberá ser incluido en el listado del Real Decreto 1299/2006, de 10 de noviembre, que relaciona las enfermedades profesionales reconocidas en nuestro país.

Ventajas del reconocimiento del síndrome del burnout como enfermedad profesional.

La inclusión del síndrome del burnout en el listado de enfermedades profesionales supone una mejora en las prestaciones de la Seguridad Social, tanto las de índole económico como, sobre todo, de asistencia sanitaria.

Además, su inclusión también implicaría un mayor esfuerzo para su prevención, no sólo mediante la aplicación de medidas específicas, sino también mediante su estudio y divulgación.

La Justicia española ya venía reconociendo el síndrome del burnout como accidente de trabajo.

No obstante lo anterior, simplemente a modo de curiosidad resulta interesante comentar que ya existían algunas Sentencias en España que reconocían el síndrome del burnout como accidente de trabajo —aunque no es lo mismo que enfermedad profesional, tiene efectos similares en el ámbito de las prestaciones de la Seguridad Social.

Entre ellas, podemos citar la Sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Navarra 61/2014, de 5 de marzo, o la Sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía 1683/2017, de 1 de junio.


Servicios profesionales del despacho.

En Ignacio Martínez IM Abogados atesoramos una amplia experiencia en todo tipo de procedimientos administrativos y procesos judiciales del ámbito de la Seguridad Social. Puede contactar con el despacho para mayor información.

Abogados especialistas en coruña

La importancia de sentirse protegido

En Ignacio Martínez IM Abogados entendemos la profesión como una estrecha relación de confianza con el cliente y por eso enfatizamos en la calidez del trato cercano y la comunicación como factores diferenciadores. Somos conscientes del impacto emocional que los problemas generan en quienes confían en nosotros y por eso brindamos soluciones centradas en sus preocupaciones reales.

Scroll al inicio
LLÁMENOS